sábado, diciembre 31, 2005

La llamé Matilde


Tres veces le pregunté su nombre. Nunca me respondió. Yo la bauticé como Matilde. Creo que es sorda. Al parecer, también es ciega.
Desde que llegué a Puebla, cada que paso por la 7 Poniente y la 2 Oriente, justo en la esquina del Colegio La Fragua, le mienta la madre a Dios. Minutos más tarde se reconcilia con el Señor y comienza a rajar contra el gobierno, el DIF, y los del asilo, que, "se la quieren llevar". Así se la pasa todos los días. Llega alreddor de las nueve de la mañana. Carga un pequeño banco y una bolsita de plástico donde deposita las limosnas que bien recibe. Siempre viste delantal.
A Doña Matilde le he visto manotear al cielo, llorar rezando un padre nuestro, limpiarse los dientes con las uñas de una manera descarada. Pero nunca, nunca la he notado entablando plática o reconociendo a alguien. Hoy que me acerqué a darle unos pesos no escuchó mis preguntas. Simplemente, al tacto del metal de los cinco pesos que se le obsequian en la mano, saca su bolsita de plástico, la desamarra con la boca y la deposita con lo que es su honrrada jornada del día. Siempre desaparece de su sitio, con us banquita en la mano con dirección a Analco.

3 comentarios:

dulcedehigo dijo...

No me ha tocado escucharla injurirar contra el sacrosanto dif, pero si contra muchas cosas de su pasado, de que le van a robar, maldiciendo contra mujerzuelas, que si son esto ó aquello. Y eso despierta curiosidad o te despierta solamente, si vas pasando medio dormido, junto a ella y te toca una de las tantas mentadas no dirigidas. Y quiso la casualidad que la viera llegar en un taxi acompañada de una mujer rubia cuarentona, (por el número de peroxido). La morbo completó el asunto cuando un señor al que ya habia visto con ella, se la llevará en un taxi. Por lo menos le alcanza para un taxi y si me pongo analitica, nunca huele mal y su ropa no luce sucia. Alguien me comento que ella era la portera de una casona que esta a la vuelta de la iglesia esa de la 7. AAAAAAh y seguro que no ve, porque siempre que no reparte mentadas dice "una limosnita por el amor de dios, que no veooo" Saludos mi estimado mundo.

Le Padrote dijo...

La pinche vieja lepera esa no se cómo chingaos se llame pero tienes razón. Más que ciega y sorda, la vieja está loca. Todos los días se pone a gritar puras pendejadas y a supuestos espíritus que la andan rondando. Pero he de decirte que la señora en cuestión es parte del patrimonio artístico de la Ciudad de Puebla de Zaragoza. Creo que está hasta catalogada por el INAH. Es un valuarte ya de esa zona de la ciudad (el Centro Histórico). Así que más vale que no la ningunees ni la critiques.No vaya a ser que et denuncie por difmación y calumnias y et meanal tambo. O peor aún, que te denuncie por chantaje.

davidgreene6495 dijo...

I read over your blog, and i found it inquisitive, you may find My Blog interesting. My blog is just about my day to day life, as a park ranger. So please Click Here To Read My Blog