lunes, mayo 29, 2006

Efraín

Desde siempre escuché de mi madre que los peces no eran de buena suerte para un hogar. Quién sabe porqué lo diría. Yo nunca les tuve fobia. Y ahora menos, después de que este pobre pez que ven, estuvo a punto de morir de manos del compañero reportebrio Efraín Nuñez. Si ud quiere ver la historia completa de cómo llegó este pez al territorio rebelde, osesea my sweet home, pues chequen esto la verdadera historia de Efraín, como lo nombró Selene en honor a su casi verdugo.

6 comentarios:

maio mtz dijo...

cuide mucho usted al
pez

Lady G dijo...

Ahora no lo vaya a matar de hambre eh?? su comidita antes y después de ir al trabajo. :) linda mascota... le encantaría a mi mishi bishi... Nos lo presta para jugar al sushi?? ^.^ miiiaauuu

inMundoAnimal dijo...

¿Sushi? ¡Alejese! Vaya por un tempura mejor.

Social Drinking y Su Sonido Chikinasty dijo...

jajaja me recuerda a Izmael (q.p.d)

Lady G dijo...

ok, ok... sushi de Efraín no... tempura de camarones será... :(
Oiga.. no es que lo presione, pero, qué? no piensa postear esta semana o cuál es el punto??

M dijo...

Llego a su blog de manera inesperada... Me ha encantado. Procedo a agregarlo ipso facto a mis vínculos, con la promesa de leerlo si no diario, sí a menudo...
Un saludo.
Tangerine Medea