viernes, abril 11, 2008

Qué chula es Puebla

Mundo // Quiero ser procurador express dice:
No mames... sigo sin creerlo.
PatY dice:
¿Por?
Mundo // Quiero ser procurador express dice:
Pues qué piche locura… En qué pinche estado vivimos.
PatY dice:
En un estado PRE-CIO-SO
Mundo // Quiero ser procurador express dice:
Ja.


Cuando hablaba con la Pato de USN no me desgarraba las vestiduras porque, a menos de 25 días en el cargo, renunciara el procurador Rosales.
No, de veras que no.
Ni me indignaba, ni me preocupaba, ni me iba ni me venía.
Lo qué sí sorprende es que, día tras día tenemos en Puebla cosas que no se ven a diario en otros estados.
Parece que vivo en un estado fuera de control.
Quizá sea la manera con que yo veo las cosas, pero no soy el único.
Pero, que desaparezcan millones de pesos en una restauración que no se hizo en el Museo Bello, que detengan a un alcalde por narcotráfico en Los Ángeles (y que sea compadre de varios funcionarios del gobierno del estado), que se queme el patrimonio de Puebla sin que le importe al secretario de Cultura, que armen la feria al puro estilo de un Pueblo sobre el Parque Ecológico, que le den baile a la Mastretta con el Parque del Arte, que una mujer policía mate a la amante de su mujer, vaya, que incluso fuera de Puebla terminen en broncas los amantes del fútbol en el partido contra los Tiburones Rojos. ¿Y que renuncien al procurador? ¡¿Así nomás?!
Aplica entonces una frase de mi jefe:
“¿Qué estamos locos? ¿Qué estamos pendejos? ¿O estamos locos y pendejos?”.
Increíble que todo esto haya pasado en menos de un mes.
Bueno, yo por lo menos tengo mucho material para el diario.
Y apenas es abril.

3 comentarios:

ALMDATA dijo...

Penosamente creo que ambas, jejeje xD! No por nada nos desprecian en muchas partes de la república; ni hablar, espero que esas criaturas despiadas, que en veces ni de Puebla son, no acaben con el esplendor de la ciudad. Un gran abrazo, cuídese mucho!

Anónimo dijo...

Attention! See Please Here

dulcedehigo dijo...

Y te falta agregarle lo de los judiciales enviados sin orden a que se los atoraran a Cordoba. Estoy complentamente de acuerdo mi querido mundo, En este pedazo de tierra donde nos tocó pagar por vivir, pasan cosas realmente temible, nos lo dice nuestra lógica, solo vi al procurador dos veces y yo creo que con todo lo que sea, que no nos dio tiempo para conocerlo, su semblante era de miedo, imaginate que habrá pasado para que su salud se modificará tan terriblemente al grado de renunciar!!!! já